Coches

59 000€

Lincoln Continental Mark II 1956

Detalles de coche
Formato Coupe
Kilómetros 4.700 km
Combustible Gasolina
Motor N/A
Año 1956
Price 59000
Transmisión Automatic
Tracción N/A
Color exterior Azul oscuro
Color interior Cuero azul marino
Nota del vendedor

En VENTA LINCOLN CONTINENTAL MARK II 1956

El Lincoln Continental Mark II es un automóvil de lujo producido por Lincoln, una división de la compañía estadounidense Ford, entre 1956 y 1957. Aunque su producción fue muy limitada, el Mark II se convirtió en un icono del diseño automovilístico y de la elegancia de la época. Se ganó fama por su elegancia y lujo, pero también por su potencia y alto rendimiento. Su diseño, creado por el renombrado diseñador Raymond Loewy, sigue siendo admirado por muchos hasta el día de hoy. Coupé de dos puertas y techo rígido, el Mark II se ensamblaba en gran parte a mano y su motor V8 procedía de la línea Lincoln estándar.  

Especificaciones del vehículo:

VEHICULO IMPORTADO de USA (FLORIDA) y matriculado como vehículo histórico RESTAURADO del1993 HASTA 2000: Antes de su restauración tenía 60.000 millas y actualmente tiene 4.700 millas. 1 DUEÑO DESDE 2004 (anteriormente 2 dueños) ITV VIGENTE EXTERIOR en buen estado general y el interior en buen estado (pequeños signos de desgaste), cuero azul y gris. NEUMATICOS BIEN (ESTADO MEDIO) La mecánica está bien: Se le arreglaron los frenos en casa oficial Bentley/Rolls Royse y recientemente se le ha puesto servofreno y ha sido restaurado por especialistas en Madrid. ACC, elevalunas eléctricos, asientos delanteros eléctricos… NO tiene LIBRO REVISIONES, pero tiene algunas facturas de taller  

Características principales:

Motor V8 de 6.0 litros Potencia de 285 caballos de fuerza Transmisión automática de tres velocidades Suspensión trasera neumática Carrocería de dos puertas en acero y aluminio Asientos de cuero y numerosos detalles de lujo En definitiva, el Lincoln Continental Mark II es un automóvil que combina lujo, potencia y un diseño elegante que lo convierte en una verdadera obra de arte automovilística. Su valor histórico y su exclusividad lo hacen aún más deseable para los coleccionistas y amantes de los automóviles clásicos.